Bienvenida y… conchas rellenas de boloñesa de soja texturizada

5 Ene

Hola! Bienvenidos al blog La Cocina Verde :) En la sección “Sobre mí” podéis leer qué me ha llevado a crear este blog y de qué va a tratar, aunque ya os adelanto que será sobre cocina vegana y alimentación, con incursiones en otros temas relacionados :p Lo que más me apetece es acercar al mundo, veganos o no, la cocina libre de alimentos animales, así que siempre que pueda me detendré a explicar ingredientes que se utilizan más en la cocina vegetariana y que solemos desconocer aunque estén ahí, a nuestro alcance.

Inauguro el blog con la receta de lo que he comido hoy, conchas rellenas de boloñesa de soja texturizada. Estoy mudándome de piso y tengo que acabar lo que me queda por la nevera, así que he salido del paso con esta receta fácil y sencilla, y además buenísima :) Ahí va!

Ingredientes para dos personas

  • 12 conchas
  • 8 cucharadas de soja texturizada fina previamente hidratada
  • 1 cebolla mediana
  • 3/4 de vaso de salsa de tomate (mejor si es casera)
  • Pimienta
  • Tomillo
  • Orégano
  • Sal y aceite

Preparación

Cocer la pasta normalmente.

Picar la cebolla finamente y sofreír con aceite y sal. Cuando coja un poco de color, añadir la soja texturizada (antes hay que haberla hidratado en agua durante unos minutos). Añadir pimienta y tomillo al gusto (yo le he echado bastante tomillo, como una cucharada sopera rasa, y le ha dado muy buen sabor).

Cuando la soja haya cogido un poco de color dorado, añadir el tomate y dejar que se fría a fuego lento.

Rellenar las conchas con la boloñesa con cuidado de que no se partan, y disponer como en la foto o de cualquier otra forma que quede bonito. Si sobra boloñesa podéis echarla al centro del plato, y servir unas tostadas para acompañarla. Espolvorear el plato con orégano.

Y ya está, fácil y sencillo :p

¿Qué es la soja texturizada?

La soja texturizada es un concentrado de proteína que se extrae de la soja -obviamente :p-. Extrayendo el aceite de la legumbre y quitándole la piel, se somete a una serie de procesos (alta temperatura, presión, texturización, deshidratación) sin perder su alto contenido en proteína.

La soja texturizada se puede encontrar en herbolarios y tiendas ecológicas o vegetarianas. Aquí en Portugal la hay también en los supermercados equivalentes al Mercadona o al Consum españoles; sin embargo, allí aún no tenemos esa suerte y a los vegetarianos nos tienen bastante marginados en estas superficies. La soja texturizada se puede encontrar fina (casi en polvo, que es la que he utilizado yo en esta receta), en tacos más gruesos de un tamaño similar al de los garbanzos y hasta en filetes, aunque éstos nunca los he probado.

Para hidratarla se tiene que meter en un bol con agua y esperar a que la absorba. En unos 10 minutos está lista para cocinar. Al no tener apenas sabor absorbe muy bien cualquier aroma, y es por ello muy versátil. Pega muy bien en salsas, hamburguesas vegetales, albóndigas… mañana me haré una pizza para comer (sigo tirando de restos, y tengo masas congeladas que tengo que gastar!) y le pondré soja texturizada, a ver qué tal queda. Ya os contaré.

Buen provecho!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: