Visita a una nave de champiñones

6 Abr

Villamalea es un pueblo de 4000 habitantes de la comarca de la Manchuela, en la provincia de Albacete. Su economía se ha basado tradicionalmente en el trabajo del campo:

  • Hasta hace quince años, los comienzos del otoño se dedicaban a recoger la rosa del azafrán.
  • El cultivo de la ciruela también está muy extendido en Villamalea. El fruto se exporta en su mayoría.
  • Existen dos cooperativas vitivinícolas: entre las dos recogen anualmente 30 millones de kilos de uva.
  • Una de las cooperativas de vino posee olivos. A partir de sus frutos se elabora el aceite virgen de Villamalea.
  • Los cientos de naves de champiñón que salpican las tierras de Villamalea son un símbolo de esta población.

La industria del champiñón se constituye alrededor de Champinter, una cooperativa fundada en 1977 por Enrique Carrasco y Cándido Martínez que cuenta hoy con más de mil socios. Éstos cultivan champiñones y setas a partir del compost de Champinter, y una vez crecidos la cooperativa los distribuye por supermercados de toda España.

Aunque las naves de champiñón surgieron como pequeños negocios familiares, el aumento de la demanda y la reducción de la mano de obra las ha ido convirtiendo en auténticas naves industriales. Una de ellas es la de la familia Ibáñez-Larrey, que emplea hoy a unas 20 personas. Su nave alberga otras 10 naves de cultivo acondicionadas para generar champiñón los 365 días del año.

Una de las naves de la familia Ibáñez-Larrey

Cada nave está programada para ser “limpiada” un día concreto; así, todos los días sale de aquí cantidad suficiente para mantener a la empresa. Sin embargo, no todo el producto puede ser comercializado: alrededor de 450 kilos diarios de champiñones se desechan por no cumplir los requisitos mínimos de textura o de tamaño. El Corte Inglés y Mercadona, dos de los principales clientes de Champinter, exigen que la calidad del champiñón sea siempre óptima.

Champiñones creciendo

Los champiñones se dejan crecer en las naves hasta que alcanzan el tamaño necesario para ser recogidos

Los trabajadores de esta industria reponen el compost y recogen, laminan y envasan los champiñones. Observar la rutina de una nave de champiñón es curioso, pues parece que en ella los métodos de la agricultura tradicional y los de la producción en masa se entremezclan. En la nave Ibáñez-Larrey todos los miembros de la familia desempeñan alguna función: transportan cajas, cortan los hongos que están listos para consumir… Este ambiente sencillo, aunque no puede no contagiarse al resto de empleados, contrasta con la sala en la que ocho mujeres laminan champiñón a la velocidad de quien trabaja a destajo.

Proceso de laminado de los champiñones

Mis abuelos son de Villamalea, así que cuando vinieron a verme a Lisboa me trajeron champiñones y setas recién recogidos. Aquí os enlazo algunas de las recetas que hice con ellos. Champinter, como he dicho, distribuye a Mercadona y a El Corte Inglés, así que podéis adquirir estas deliciosas setas fácilmente.

Meloso de alubias blancas con arroz y setas

Bulgur de primavera con aroma a frutos secos

Pasta con tofu y champiñones

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: