Cómo empecé a disfrutar del deporte

8 Abr

Hola a todos! Hoy os traigo una novedad. Ya que La Cocina Verde, además de ser un blog que pretende promover el veganismo como forma de respeto a los animales, también intenta promocionar un estilo de vida saludable, he decidido crear una categoría dedicada a la práctica de ejercicio físico. A partir de ahora escribiré, de vez en cuando, sobre deporte. Como no quiero dar consejos a nadie (para eso ya están los profesionales de la Educación Física), me centraré en escribir sobre mi propia experiencia: los beneficios que el deporte me reporta, las rutinas que sigo, etc. Espero que los artículos os sean útiles :)

La verdad es que no siempre me ha gustado el deporte, ni mucho menos. Aunque casi siempre he estado apuntada a algún deporte (tenis, aeróbic, natación), iba a las clases por obligación y a regañadientes. En la etapa de la escuela primaria temía las horas de Gimnasia: me aburrían los deportes en equipo, no ponía interés en ningún ejercicio… Yo era la típica niña a la que elegían la última a la hora de hacer grupos, jeje. En el instituto, más o menos de lo mismo: tenía miedo del balón (y la verdad es que hoy en día los deportes de balón siguen sin hacerme mucha gracia) y no me gustaba correr. Sin embargo, en tercero de la ESO constaté que mi falta de aptitud para el deporte (si la había) no era algo genético o adquirido, sino un hecho puramente mental. Lo descubrí en una clase de Educación Física: durante todo el trimestre, dedicábamos parte de las lecciones a correr. El aumento del tiempo era progresivo: empezábamos por dos minutos, luego cuatro, luego seis… Sabíamos que el examen final consistía en una prueba de resistencia: teníamos que correr durante 40 minutos sin parar. Yo no resistí todo el tiempo en ninguna de las clases preparatorias: cuando debíamos aguantar dos minutos, me cansaba antes; cuando eran diez, igual… Y antes del examen no podía soportar los 38 (ni de lejos, vaya!). No obstante, sabía que tenía que aguantar los 40 para poder aprobar, así que el día del examen me mentalicé y decidí que iba a conseguirlo. Lo hice pero, a pesar de haber comprobado que una gran parte del éxito en el deporte depende de cómo nos mentalicemos, seguí pasando del ejercicio físico durante 2 ó 3 años más. 

Más tarde llegó un día en el que sencillamente decidí que tenía que incluir el deporte en mi vida si quería mantenerme sana. Fui un año a natación y mejoré un poco la técnica, luego estuve apuntada a un gimnasio en el que hacía un poco de todo (me gustaba, en especial, el spinning)… Lo que me movía a practicar deporte era, más que nada, el deseo de mantener un peso saludable. La salud en su totalidad o la diversión eran beneficios secundarios, pero no constituían mi motivación principal.

En septiembre de 2011 me fui a Lisboa para empezar mi Erasmus. Al llegar aún disponía de dos semanas sin clases, y dediqué parte del tiempo a buscar algún gimnasio o alguna piscina a la que apuntarme. Cuál fue mi decepción al comprobar que los 100€ que pagaba en Valencia por un año de gimnasio, en Lisboa sólo daban para 2 meses (3 como mucho). Cansada de buscar y no encontrar nada asequible, decidí empezar a correr.

Al principio, salir a correr se me antojaba lo más aburrido del mundo y lo hacía porque no me quedaba otra. Mi límite era media hora de marcha: con eso me sentía satisfecha y me libraba de la obligación de ese día. No es que me fastidiara salir a correr, pero tampoco disfrutaba haciéndolo. Así estuve hasta finales de año, más o menos.

Y a principios de 2012 se dio una serie de cambios relacionados entre sí que me hicieron aprender a disfrutar de correr. Son los siguientes:

  1. Me hice vegana a principios de enero. Ya había leído en algunos foros y blogs que al adoptar una dieta vegana muchas personas se sienten más enérgicas y rinden mejor en todos los ámbitos de su vida. A mí me sucedió esto en el deporte: noté cómo esos 30 minutos que corría antes se me quedaban cortos y el cuerpo me pedía más, así que fui dándole poco a poco más caña.
  2. Esa subida de tiempos me hizo ser consciente de que estaba mejorando, de que mi cuerpo iba adaptándose al ejercicio y podía dar más de sí. Comprobar que podía correr 50 minutos sin acabar exhausta me iba motivando.
  3. Esa motivación provocó que saliera más días a correr, y el entrenar más alimentaba mi resistencia y la motivación para correr.
  4. Al correr más días y durante más tiempo, llegó un momento en que me acostumbré a recibir esa dosis diaria de endorfinas. Ahora noto cuándo mi cuerpo quiere correr. Y con esto viene lo más importante de todo:
  5. Correr no es ya solamente un medio para mantenerme sana y con un peso saludable, sino que es un fin en sí mismo. Corro porque me gusta correr, porque disfruto haciéndolo. Nada que ver con las motivaciones que me movían antes a practicar ejercicio físico: la balanza se ha equilibrado.

Para mí es esencial este último punto: practicar deporte no sólo como un medio, sino como un fin en sí mismo. Los beneficios que obtenemos practicando deporte son muchos e innumerables, y todos sabemos muchos: aumento de la resistencia y de la agilidad, mejora de los sistemas respiratorio y cardiovascular, mejora del estado anímico por la liberación de endorfinas, mantenimiento de un peso saludable… Sin embargo, creo que nunca disfrutaremos plenamente del deporte si, además de tener en cuenta esos puntos, no lo contemplamos como algo divertido, un espacio de tiempo que nos regalamos, una oportunidad para mejorar y superarnos a nosotros mismos.

Esto último ha sido muy importante en mi caso: el marcarme retos a la hora de correr y el buscar aspectos en los que puedo mejorar me ha motivado muchísimo. Decir: bien, ahora que ya aguanto corriendo bastante más de una hora, voy a centrarme en ganar velocidad. Opino que mantener una actitud de autosuperación es esencial para cualquier aspecto de la vida, y fundamental en el deporte. También está siendo clave para mí tener en el punto de mira algunas carreras populares (¡será porque no hay!) a las que me puedo presentar, y prepararme para ellas.

Así que os animo a todos a buscar un deporte que os guste y os motive (no tiene por qué ser así desde el principio: muchas veces se tarda en cogerle el gustillo…) y a practicarlo regularmente. Veréis como lo notáis a todos los niveles, y cómo poco a poco os va enganchando. Y si va acompañado de una feliz y sana comida vegana… ¡pues mejor que mejor! :)

Espero que os guste esta sección y los artículos que vaya escribiendo en ella!

Anuncios

8 comentarios to “Cómo empecé a disfrutar del deporte”

  1. vegeasy 8 de abril de 2012 a 18:45 #

    ¡Anda! Me ha sorprendido que lleves tan poco de vegana, supongo que serías vegetariana antes no? Sorprendido en el sentido de que sabes cocinar muy bien y variado por lo que voy viendo en tu blog ^^

    Lo del deporte…a mi también me pasaba lo mismo que a ti en la época escolar/del instituto a pesar de que estuve apuntada durante 6 años a academias de baile (cosa que me gustaba pero tuve que abandonar por motivos de salud).

    El caso es que el año pasado empecé a hacer ciclismo y me sentí tal como expresas tu cuando te acostumbraste a correr y empezaste a entretenerte con ello y no a verlo como una obligación. Sólo que desgraciadamente lo dejé en invierno (por el frío y tal) y después de tanto tiempo sin volver a coger la bicicleta me da un perezón volver a cogerla y empezar de 0 que pa que… sé que si empiezo volveré a acostumbrarme pero ese primer día nunca llega… xdd aún así tu post me ha animado un poco :), ya que lo único que hago ultimamente son largas caminatas y poco más… a ver si me vuelvo a poner con el tema del ciclismo!

    • lacocinaverde 8 de abril de 2012 a 21:10 #

      Hola guapa! pues sí, era vegetariana antes, desde marzo de 2011. así que tampoco hace tanto, la verdad! pero es para toda la vida… jeje :p

      lo del ciclismo es lo que tú dices: decidir que un día vas a empezar y hacerlo pase lo que pase, truene o llueva! además, si antes ya lo disfrutabas no te costará nada volverte a coger. Me alegro de que este post te haya animado un poquito!

      a mí el ciclismo también me gusta, pero más para pasear y coger la bici en plan “light”. una vez hice un recorrido de casi 50km de subidas y bajadas por montañas, pero fue por equivocación… jajaj! Unas amigas y yo nos cogimos el tren y bajamos en un pueblo, vimos mal un cartel de los kilómetros que quedaban hasta el nuestro y decidimos ir en bici… cuando nos dimos cuenta de que lo habíamos leído mal, ya era demasiado tarde y no quedaba otra opción más que seguir pedaleando… fue una experiencia graciosa, jeje.

      un beso!!

  2. vegeasy 9 de abril de 2012 a 7:47 #

    Pues aún así eres una crack ehhh! Tampoco es mucho tiempo pa haber aprendido a hacer tantas cosas y a crear nuevas recetas! Yo llevo varios años pero los primeros siempre repetíalo mismo una y otra vez (variado pero los mismos platos), hasta que le cogí el gusto a cocinar y a ir probando nuevas combinaciones.

    A mi eso de perderme me pasó pero caminando por el monte (perdernos y una ruta de hora y media hacerla en 5 casi 6 sin parar…también subidas y bajadas) xddd… son anécdotas “graciosas” pero la verdad es que luego se me quedaron los pies que pa que.. ajajaj por eso hay que hacer lo que mencionas, empezar, pero empezar poco a poco.. xD

    Ya iré leyendo tus próximos posts que este me ha parecido muy interesante :) Un saludo!!!

  3. Emma Stone 9 de abril de 2012 a 9:17 #

    Hi,

    Great site! I’m trying to find an email address to contact you on to ask if you would please consider adding a link to my website. I’d really appreciate if you could email me back.

    Thanks and have a great day!

  4. Nihacc 13 de abril de 2012 a 16:40 #

    Yo antes de ser vegetariana hacía deporte, aunque luego estuve unos años de parón, pero hace dos o tres años que lo he retomado y también he notado una diferencia enorme. Antes sólo llegaba a correr 3 ó 4 km, y ahora ya he participado en varias carreras de 10 km y con la idea de preparar una media maratón, algo que jamás en la vida me hubiera creído capaz de hacer. Y encima la gente de mi alrededor al verme se está animando a correr también :)

    • lacocinaverde 14 de abril de 2012 a 15:13 #

      como el vegetarianismo, el deporte es algo que se contagia!! ánimo con tu futura media maratón!! a mí también me gustaría prepararme alguna, pero de momento estoy aún en 10km mejorando velocidad ^^ suerte!

  5. Pequeña 13 de abril de 2012 a 19:41 #

    Pues a mi siempre se me ha dado fatal el deporte porque desde pequeñita he estado gordita, y en especial los deportes de equipo,..en ellos era y soy malisima. Luego con la adolescencia empece a hacer aerobic y tambien spinnig y body pump, y me di cuenta de que aquello no estaba tan mal e incluso enganchaba porque me hacia sentir bien. Al final estuve años de paron porque he pasado mas tiempo en la carretera que en ningun otro sitio,…resultado: estoy en peor estado de forma que en mucho tiempo. Ahora tengo que viajar cada vez menos, asi que estoy en irme a andar rapido para hacer al menos algo de deporte. Hoy he quedado con mi prima, que esta en la misma situacion o peor que yo, ya que ella necesita perder bastantes kilos más. Total, que nos hemos animado y para motivarnos nos vamos a ir varios dias en semana a andar rapido al parque. A ver si de aqui a algun tiempo podemos empezar a correr. El ir con ella me motiva, porque odio ir sola y se que al final me apalanco y no voy. Asi tengo una motivacion extra. Ya te contare que tal nos va :)

    • lacocinaverde 14 de abril de 2012 a 15:20 #

      mucho ánimo!!! ir con alguien es un motivación, como dices, porque además si un día a ti no te apetece salir la otra persona tirará un poco de ti. es cuestión de cogerle el gustillo a hacer deporte, verlo más como un momento de diversión en vez de como un obligación. ya me contarás cómo evoluciona la cosa! :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: