Tag Archives: lisboa

Lo que veo cada mañana al despertar

15 May

 

 


 

 

 

 

 

 

Echaré de menos Lisboa…

Anuncios

Reflexiones después de mi primera carrera de 15km

2 May

Hola! Ayer corrí, por fin, la carrera de 15km que se celebraba en Lisboa con motivo del 1 de mayo. Antes que nada, los resultados: hice 1:34:52, menos de lo que me esperaba, así que estoy contenta!! :D Eso no quita, claro, que llegara entre los 100 últimos… jajaja.

Bueno, mi principal objetivo era acabar la carrera, así que eso lo cumplí. Estoy acostumbrada a correr cada kilómetro en poco más de 6 minutos, así que hasta ahí todo igual. Yo veía esta carrera desde dos perspectivas: una, desde la del entrenamiento para siguientes carreras, porque no pensaba aumentar el ritmo (sería una locura hacerlo en mi primera carrera) y porque, al ser mi debut en el mundo de las carreras, quería más que nada fijarme en cómo éstas se vertebran, qué ambiente hay, qué se puede aprender de los demás corredores, etc. La segunda perspectiva era la de verla como un reto, pues ciertamente lo era: nunca antes había corrido 15km seguidos (casi: 14), y menos en un terreno con subidas y bajadas. Normalmente corro en llano, porque al lado de mi casa está el paseo del río Tajo que me ofrece unos 10km de asfalto sobre los que trotar.

Tengo que decir que el tiempo que hice fue una sorpresa: aunque he dicho que se adecúa al que normalmente hago (6 minutos y pico por kilómetro), en esta carrera esperaba tardar más. Primero, porque no conocía el recorrido al 100% y eso siempre puede ser causa de distracciones y retrasos, y segundo porque de los 9 a los 14 kilómetros todo era una subida constante. Teníamos que correr por una laaaarga avenida con una pendiente poco pronunciada pero inacabable. Ése era mi mayor miedo y la principal razón por la que sospechaba que tardaría más en completar la carrera, pero finalmente las cosas salieron bien e hice un tiempo que yo considero bastante bueno :)

El día de antes de la carrera ya me empecé a poner nerviosa. No salí a correr para estar lo más descansada posible, y cené un poco más de lo normal. Antes de dormir hice una visualización en la que yo estaba corriendo en la carrera, iba a un buen ritmo y llegaba a la meta fresca y feliz. La verdad es que a medida que visualizaba iba notando cómo los músculos de mis piernas se contraían, como si ya se estuvieran preparando para la acción.

Al día siguiente me desperté dos horas y media antes de que comenzase la carrera. Desayuné bastante: un vaso de leche de soja con copos de avena, weetabix, pasas y canela, un plátano y una tostada con paté de tofu y semillas. Nada más acabar de desayunar me sentí llena de energía y lista para correr lo que me echaran. Quería meditar un rato antes de salir de casa, pero no me dio tiempo y fui donde había quedado con João, el amigo con quien compartiría esta carrera.

Una vez en el estadio ya me fui contagiando del ambiente: había muchísima gente (95% hombres, todo hay que decirlo) calentando, estirando, recogiendo los dorsales… João y yo calentamos y estiramos un poco y 10 minutos antes de la hora de salida nos colocamos dentro del pelotón que se había formado en la línea de salida. Yo estaba súper nerviosa y a la vez expectante. Comenzó a llover poco antes de la hora. João y yo nos deseamos suerte mutuamente, y en seguida sonó la señal que daba por comenzada la carrera. João desapareció por delante y yo comencé tranquila, a mi ritmo y sin forzar mientras veía cómo una marabunta de personas vestidas de miles de colores chillones me adelantaba.

Siguió lloviendo durante los primeros 3 kilómetros, más o menos. Para mí el inicio fue lo más duro, en parte porque no lo tenía demasiado ubicado en el mapa. Fue cuando empecé a reconocer calles cuando me tranquilicé y me propuse disfrutar al máximo. No niego que me desmotivaba un poco comprobar que muchísima gente me adelantaba, pero luego pensé que esto era una carrera conmigo misma y con nadie más. Revisé mis objetivos, que eran acabar la carrera y, si era posible, conseguir un tiempo acorde con lo que había estado haciendo hasta ahora. No quería ganar ni demostrar nada a nadie, así que por qué agobiarme?

Los kilómetros desde Saldanha hasta Praça do Comércio (unos 4 más) fueron los más desahogados de la carrera, aunque no sé si los que más disfruté. Aún me estaba acomodando a la experiencia y a mi ritmo. El paisaje era tremendo: todo el centro de la ciudad cortado para que 1500 corredores pasaran por allí. Los turistas nos aplaudían desde las aceras, los organizadores nos animaban en los avituallamientos, la Avenida da Liberdade estaba preciosa con sus árboles ya verdes y el cielo nublado intentando colarse entre ellos…

A partir de el kilómetro 9 empezaba la subida, gradual pero larga. Recuerdo que cuando vi el cartel del kilómetro 9 colocado justo donde empieza la Avenida Almirante Reis (el comienzo del ascenso) pensé: “buff, ahora empieza lo duro”. Sin embargo, pensé que iba a acabar la carrera dando lo mejor de mí misma y que si había subido a pie esa avenida justo el día anterior, subirla corriendo no debía de suponer tanta diferencia. Así que seguí corriendo, dispuesta a bajar el ritmo si era necesario pero con la clara idea de no parar. A mitad de la avenida se abrió una brecha enorme entre yo y los demás participantes por detrás y por delante, y me recorrí todos esos kilómetros prácticamente sola. Llegó un momento en el que ya no sentía el peso del esfuerzo: iba cómoda, y pensé que sería bueno empezar a entrenar por cuestas algún día a la semana. De la carrera me llevo, entre otras cosas, el haber perdido el miedo a las cuestas.

En el kilómetro 14 se acabó la subida, y ya sólo quedaba uno para la meta. Me preguntaba todo el rato cuándo habría llegado João. En el último kilómetro aceleré un poco, animada por el pensamiento de que no quedaba nada y que ahora ya seguro que no iba a rendirme. Fue curioso, porque sentí que si la carrera hubiera sido una media maratón la podría haber corrido: estaba fresca y concentrada, como si me hubieran pulsado el botón automático y estuviera corriendo por inercia.

Cuando entré al estadio vi a João desde lejos. Comenzó a aplaudirme y a alzar los brazos: la verdad es que fue un momento súper emocionante. Noté un montón de chispas recorriendo mi cuerpo de abajo arriba, y me sentí muy satisfecha conmigo misma. La meta estaba a media pista de distancia. En ese momento comenzó a correr a mi lado un hombre mayor que me preguntó si era mi primera carrera. Le dije que sí, y me dijo que él tenía 70 años y que había corrido 30 maratones. Impresionante, eh? Me dio la enhorabuena y cruzamos juntos la meta. Mi plan era acelerar al entrar al estadio para ahorrarme unos segundos en el tiempo final, pero el ejemplo de experiencia y constancia de aquel hombre me enseñó mucho más que lo que podría haberme enseñado un mejor tiempo.

Al acabar la carrera pensé que habría sido genial que hubiera estado mi familia y mis amigos para recibirme. Puede que para ellos no significara mucho, pero para mí esto fue la prueba de que puedo superarme a mí misma, conseguir lo que me proponga y mejorar cada día. Seguro que hay más oportunidades en las que ellos podrán estar en la línea de meta ;)

Además de lo que ya he apuntado, lo que esta carrera me ha enseñado es que estas pruebas son un maravilloso instrumento de motivación. Si ya estaba comprometida con el correr, ahora me he propuesto nuevos retos como entrenar por cuestas, usar el pulsómetro que me ha prestado João para conocer mis pulsaciones y mis zonas de frecuencia carcíaca, dormir más para que mis músculos se recuperen adecuadamente del ejercicio… Y todo eso, claro, acompañado de una buena alimentación. La verdad es que me estoy haciendo una friki de la nutrición aplicada al deporte, y siempre que puedo me engancho a leer cosillas por Internet que me puedan ayudar a mejorar.

Así que nada, después de esta gran experiencia vuelvo más motivada todavía a entrenar, ahora con vistas a la media maratón… si he podido con 15 kilómetros, por qué no voy a poder con 22? ;)

Y gracias a João por compartir la carrera conmigo :) O teu apoio foi mesmo importante!

*Las fotos son de la carrera del año pasado; las de éste todavía no están subidas a la web oficial.

Berenjenas rellenas de soja y verduras

23 Mar

Holaaaaaaaa!!! Ayer al acabar de actualizar el blog me fui a la manifestación por la huelga general de Portugal. Me llevé la cámara porque tenía que hacer fotos para un trabajo, y entre otros personajes curiosos me encontré a éste:

Supongo que cualquier momento es bueno para dar a conocer tus ideales y quejarte por lo que no te gusta. ¿Qué pensáis vosotros?

En fin, que la manifestación acabó de forma regular. La policía se ensañó con varios periodistas y alguno que otro ha tenido que ser hospitalizado. Parece que los agentes portugueses no son tan civilizados como ellos mismos nos aseguraron en la sentada que hicimos ante la embajada española la semana en que la policía española cargaron contra los estudiantes del instituto valenciano Lluís Vives.

Bueno, después de esta pequeña introducción voy con la receta de hoy, unas berenjenas rellenas de toda la vida.

Ingredientes para 3 personas

  • 2 berenjenas grandes
  • 100g de soja texturizada
  • 150g de champiñones
  • 1/2 calabacín grande
  • 2 cebollas medianas
  • 1 bote de tomate crudo en conserva
  • Medio vaso de tomate frito
  • 2 cucharadas de queso vegano (yo utilicé de la marca Tofutti con sabor a cebolla)
  • Comino
  • Orégano
  • Pimienta
  • Albahaca
  • Romero
  • Aceite y sal

Ingredientes

Partir las berenjenas a lo largo por la mitad. Echarles sal por encima y dejarlas reposar durante unos 20 minutos o media hora. Después lavarlas y ponerlas a hervir en una olla grande.

En una picadora, picar la soja texturizada en crudo hasta que se quede hecha polvillo. Hidratarla en agua durante unos 15 minutos. Luego quitarle el agua tanto como sea posible.

Cortar la cebolla en juliana. En una sartén grande, sofreírla con aceite y sal. Mientras partir los champiñones y el calabacín y añadirlos a la mezcla. Cuando estén sofritos, añadir la soja texturizada y remover. Cuando se dore un poco, añadir las especias al gusto (excepto el romero) y remover.

Subir el fuego al máximo y añadir el tomate crudo. Esperar a que se deshaga mientras removemos. Incorporar las dos cucharadas de queso y deshacerlas con una cuchara de madera.

Vaciar las berenjenas con un tenedor y echar su carne a la mezcla. Remover para que se junte con los demás ingredientes.

En una fuente apta para horno formar una cama fina de tomate frito. Disponer las berenjenas encima y rellenarlas con la mezcla de verduras y soja. Espolvorear un poco de romero por encima.

Rellenando las berenjenas... :p

Si tenéis un buen horno, podéis echar queso vegano por la superficie de las berenjenas y gratinarlas. Nuestro horno sólo calienta por debajo, así que nunca podemos gratinar nada. De todos modos, hemos metido un las berenjenas 10 minutos a temperatura máxima para calentarlas.

Y a disfrutar!

 

Cafetería “Bake the Difference”, Lisboa

14 Mar

Uno de mis sitios favoritos de Lisboa, a parte de sus miradores, es la cafetería Bake the Difference. A muchos os  sorprenderá saber que se ocupa, sobre todo, de pastelería vegana.

Todo en BTD es vegano. Abre de 9.30 de la mañana hasta 19.00 de la tarde, de lunes a viernes. Cuentan con desayunos, comidas y meriendas, todo a un precio asequible (un cortado –pingado– con leche de avena, arroz o soja cuesta 0,7€).

La semana pasada fui a comer con mi amigo Xavi, y esto fue lo que pedimos.

Yo comí un menú de 7 euros, que incluye sopa, plato principal y zumo natural del día. Los platos cambian todos los días, siempre al mismo precio. Existe la posibilidad de pedir solamente el plato principal por 5 euros.

Sopa de verduras con cilantro

Arroz con pimiento y tomate y brochetas de seitán

Zumo natural de manzana

Xavi pidió lo siguiente por 8,2 euros (café con leche y agua inclusive).

Quiche de verduras y chorizo vegano

Tosta de verduras y mantequilla de cacahuete

Os recomiendo efusivamente Bake the Difference si alguna vez venís a Lisboa. Es uno de los pocos sitios que he encontrado en el que poder tomar un café con leche vegetal (que puedes elegir entre arroz, avena o soja). El local, pequeño y acogedor, está situado en una calle muy tranquila y algo apartada de la zona turística (lo que no impide que el turismo vegetariano y vegano llegue hasta aquí, algo que desde luego favorece a este pequeño negocio).

Las tartas y bizcochos caseros que cocinan diariamente se merecen una mención especial. También es destacable la gran variedad de magdalenas caseras de las que disponen. Además, BTD ayuda a promover el veganismo con iniciativas como sus talleres de cocina (hace poco celebraron uno de sushi).

BTH guarda una óptima relación calidad-precio. Visita obligada cuando os animéis a visitar la bella capital de Portugal. Podéis agregarlos, si os apetece, a su página de Facebook.

Bake the Difference

Rua de São José nº23

1150-321 Lisboa

Telf. 211545812 \ +351924401894

geral@bakethedifference.com


Restaurante vegetariano “Jardim dos sentidos”, Lisboa

5 Mar

Aprovechando una visita muy esperada, el viernes pasado me fui a comer al restaurante vegetariano Jardim dos sentidos de Lisboa. Que alguien venga a verme es siempre una buena excusa para salir a comer o a cenar por ahí sin que el bolsillo se sienta demasiado culpable… jeje.

Este restaurante, como los demás vegetarianos lisboetas a los que he ido, es de buffet. Que un restaurante sea buffet puede ser malo o bueno dependiendo de cómo se mire: bueno, porque puedes decidir amortizar lo que has pagado; malo, porque de vez en cuando también es un gusto que te sirvan y te lleven los platos a la mesa.

Jardim dos sentidos se compone de tres salas: un comedor interior, una terraza (que no estaba habilitada porque el día no era muy soleado ni caluroso) y una habitación de paso, en la que nosotras comimos, que simulaba una haima del desierto. Los detalles y la decoración eran muy agradables y acogedores.

El menú cuesta 8,9€ con té del día (el sábado era de manzana y canela, una combinación que me encanta) o 10,6€ con zumo del día (no lo pedimos porque la combinación manzana + zanahoria no nos motivó). Hay cuatro ensaladas básicas con diferentes salsas (yo probé una de jengibre y mango que estaba increíble) y una sopa del día (el sábado, de mandioca: buenísima). Para continuar hay unos 12 platos principales, de los que 4 ó 5 eran vegetarianos (no veganos).

El plato estrella para mí fue el tofu a la cerveza, que combinado con arroz integral me estuvo buenísimo. Había también seitán preparado de varias maneras diferentes, y unas croquetas de arroz muy sabrosas. En general, la comida estaba muy buena y los sabores eran muy intensos y diferentes a los que estoy acostumbrada.

La verdad es que el restaurante estaba casi lleno (y eso que había mesas a punta pala). El servicio dejaba un poco que desear: tuvimos que pedir las bebidas varias veces hasta que nos las trajeron, y la camarera tuvo que ir a preguntar a la cocina qué platos eran veganos (yo me pregunto qué les costará indicarlo en los cartelitos en los que ponen sus nombres; se ahorrarían tener que contar la misma historia a cada vegano que pregunta).

Otra pega: de una larga lista de postres (unos 20, no exagero), sólo uno era vegano. Lo pedimos: una tarta de manzana y canela. Muy buena, aunque no superó a la crumble da avó del restaurante Terra.

El restaurante, además, es un centro de terapias alternativas y tiene una pequeña tienda de productos vegetarianos y de libros en la entrada.

Jardim dos Sentidos
Rua da Mãe d’Água, nº 3
1250-154 Lisboa
Telf.: 21 342 36 70 / 71 geral@jardimdosentidos.com

Seguiré investigando restaurantes vegetarianos en Lisboa… Hasta la próxima!

Seguimos con el mes sin carne!

Tabulé lisboeta

3 Mar

Boa tarde! Marzo es el mes sin carne, una iniciativa que organizan desde el blog Gastronomía Vegana. Consiste en que los blogs que quieran participar incluyan el dibujo de arriba en sus entradas, y actualicen con recetas, anécdotas, información sobre veganismo, etc. Este año, el primero de La Cocina Verde, participo, claro que sí! Todo sea por difundir el veganismo :)

Hoy, receta de tabulé, es decir, ensalada de cuscús. Lo único especial que tiene éste es que ha sido cocinado en Lisboa con diversos ingredientes seleccionados aleatoriamente… jeje. Ahí va:

Ingredientes para 5 personas

  • 400g de cuscús
  • 1 pepino
  • 1 tomate
  • Olivas negras
  • Alcaparras
  • 1 champiñón
  • 1/2 cebolla
  • 1 zanahoria rallada
  • Pasas
  • 1 aguacate pequeño
  • Zumo de 1 limón
  • Albahaca
  • Orégano
  • Sal y aceite

Elaboración

Cocer el cuscús. Para que los granos se queden sueltos, introducir la pasta en un bol y echarle un chorro de aceite. Remover para que todos los granitos se impregnen de él. Luego cubrirlo con dos vasos de agua caliente y dejar reposar 5 minutos. Seguidamente, cocerlo añadiendo otro vaso más de agua, sal y otro chorrito de aceite, removiendo constantemente con un tenedor hasta que el agua se evapore.

Cortar todas las verduras finitas. Disponer la pasta en una fuente y colocar encima todos los demás ingredientes. Regar con el zumo de limón, la albahaca y el orégano.

Esta ensalada puede hacerse con todos los ingredientes que imaginéis. Es muy rápida y fácil de hacer, y muy refrescante. Queda bien como plato principal o como entrante.

II Festival “Rua das Canastras”: esta vez, ensaladas :)

25 Feb

Holaaaa!!! Aquí estamos otra vez los cocinitas, esta vez con nuestro II Festival “Rua das Canastras”, dedicado a las ensaladas. Esto parece que se convierte en una tradición (ya planeamos que el siguiente sea de brunches, o sea, de esta comida que hacen los ingleses que no es ni desayuno ni almuerzo… No dudéis que si lo hacemos lo publicaré!

Esta vez ya no votamos, para no picarnos demasiado… a ver si vamos a salir enemistados con tanto concurso! Jaja.

Empezamos con los platos! De nuevo todos veganos… si es que se van a pasar al veganismo, ya lo veo yo! ;)

En primer lugar, la ensalada inglesa de Carmela. Patatas, deliciosos tomates secos (cada vez nos gusta más este ingredienteee!) y judías verdes. Buenísima con un toque se mostaza Dijon :D

Carmela: ensalada inglesa

Mi ensalada de pasta con salsa de manzana y tahini, cuya receta encontraréis justo debajo de la foto:

Irene: ensalada de pasta con salsa de manzana y tahini

Ingredientes

  • 150g de pasta
  • 1/2 pimiento verde cortado en juliana
  • 50g de pasas
  • 50g de maíz dulce
  • Queso de soja para untar
  • Semillas de amapola
  • Salsa de manzana y tahini (explicada abajo)

Elaboración

Cocer la pasta normalmente. Picar el pimiento.

Hacer bolitas con el queso de soja (el mío era de la marca Tofutti). Para ello, coger un poquito de queso con una cucharita y, con ayuda de otra, ir moldeando un bolitas (pasando el queso de una cuchara a otra hasta que adquiera forma de bola). Luego espolvorear por encima semillas de amapola hasta que cubran todo el queso, y listo :)

Disponer la pasta en un bol. Añadir el maíz, el pimiento y las pasas. Decorar con las bolitas de queso y regar con la salsa.

Ingredientes de la salsa de manzana y tahini

  • 2 cucharaditas de tahini (pasta de sésamo)
  • 2 cucharadas de almendra molida
  • 1/2 vaso de zumo de manzana
  • 3 cucharadas de aceite

Elaboración de la salsa de manzana y tahini

Mezclar todos los ingredientes hasta conseguir una mezcla uniforme. Yo lo pasé un poco por la batidora también.

Y seguimos! Aquí el cuscús de Susana, muy rico con limón, zanahoria y pimientos de… Villamalea!! No podía ser de otra forma… ;)

Susana: cuscús

Y finalmente la ensalda de manzana y seitán de Xavi, una mezcla de sabores sorprendente:

Xavi: ensalada de manzana y seitán

Que no se me olviden las bravas de Maite! Buenísimas y tradicionales con un poquito de pimentón por encima…

Maite: patatas bravas

Una foto (borrosa) de la mesa, toda bonita :)

Gracias a todos por vuestros sabrosos platos!! Estoy deseando que llegue la III edición, jajaja…

Que no se diga que en Lisboa comemos mal!

Os dejo un vídeo del grupo al que fuimos a ver después de la cena, anónima nuvolari. Unos italianos afincados en Lisboa que saben animar el cotarro como nadie. Lo pasamos genial, y el resto del público también, a juzgar por como bailaban y saltaban!

http://www.youtube.com/watch?v=BAFA0GFVeAo&feature=related

Hasta la próxima!