Tag Archives: pan

Sándwich de mousse de alubias blancas con verduritas salteadas… (y reflexiones)

30 Abr

Hola a todos! Empieza una nueva semana en Lisboa, y también en este blog que está a puntito de cumplir 4 meses :)

Justo hoy hace una semana que empecé a comer con más atención. Os traigo las primeras conclusiones de este plan que, poco a poco, va trayéndome mayor conciencia a la hora de comer:

  1. Me he dado cuenta de que la mayoría de veces como en una postura inadecuada: estoy demasiado inclinada sobre el plato y con las piernas cruzadas. Además, como con la tripa en tensión. Poco a poco voy cambiando esto.
  2. Antes siempre comía fruta después de comer y de cenar, además de en el desayuno y a veces para merendar. Ahora la he eliminado de la comida y de la cena, porque leí en diversas fuentes que el proceso de digestión de la fruta es diferente al del resto de alimentos y puede causar molestias. Efectivamente, desde que no tomo fruta junto con otros alimentos noto las digestiones más ligeras y rápidas. De hecho, ayer después de comer me apeteció una naranja y me estuvo dando la vara en el estómago durante toda la tarde.
  3. Estoy prestando más atención a lo que me apetece, escuchando a mi cuerpo. A veces me he despertado con la idea de desayunar una cosa y cuando lo iba a preparar me daba cuenta de que realmente eso no era lo que me apetecía, y lo he cambiado. Cada vez distingo mejor lo que me apetece físicamente de lo que me apetece psicológicamente.
  4. Estoy notando texturas y sabores que antes no percibía tan bien. Entre los alimentos que he “redescubierto” están el brócoli, las judías azuki, la avena, el mango, el pepino…
  5. Al final de las comida suelo aumentar la velocidad, porque veo que se acaba y empiezo a pensar en lo que tengo que hacer a continuación, y me acelero. Otra cosa de la que intento ser consciente y cambiarla.
  6. A pesar de que a veces es difícil comer sola, aun cuando he estado con más gente me ha sido más fácil y placentero poner más atención en lo que estaba comiendo. Aunque interactuar con otros ha restado concentración al hecho de comer, la diferencia no ha sido tan grande como había esperado.
  7. Como he dicho antes, mis digestiones son más ligeras y si alguna vez tengo la sensación de estar llena, ésta no suele durar. Puedo acabar de comer y sentir que estoy algo llena, pero a los diez minutos la sensación desaparece. Antes esa sensación podía durar horas.
  8. Algunas veces he tenido la impresión de que, a parte de comiendo, estaba alimentando y nutriendo a mi cuerpo. No sólo masticaba y tragaba, sino que podía notar la energía de los alimentos entrando a mi cuerpo.
  9. He descubierto el placer de dejar un pequeño hueco en el estómago en vez de llenarse totalmente hasta no poder comer más.
  10. Algo que me he preguntado varias veces durante estos días: ¿por qué renunciamos al placer de, simplemente, comer? ¿Por qué tenemos que comer encarados a una pantalla de televisión o a un ordenador? Si ponemos los 5 sentidos en la comida, ésta nos sabe mejor y somos más conscientes del proceso de comer. Hay todo un universo de sensaciones dentro de los alimentos que nos estamos perdiendo por mantenernos “multiocupados” mientras comemos. ¿No nos gusta tanto comer? ¡A ver si es verdad y lo hacemos sin más distracciones!

Y éstos son los primeros 10 puntos clave de este proceso de comer con atención. Como veis me está yendo muy bien, y estoy descubriendo muchas cosas de mí misma y de mi relación con la comida. Todo acompañado de un poquito de meditación diaria y de ejercicio físico… ¡y vamos avanzando! :)

Ahora pasemos a la receta!! La foto que habéis visto al principio de la entrada corresponde al sándwich de mousse de alubias blancas con verduritas salteadas que me he comido hoy. Seguid leyendo si queréis saber cómo se hace…

Ingredientes para dos personas

  • 4 rebanadas de pan de molde integral con semillas
  • Mousse de alubias blancas*
  • 1/2 calabacín
  • 6 champiñones
  • Un poco de sal y aceite

*Ingredientes para la mousse de alubias blancas

  • 1/2 taza de alubias blancas cocidas
  • 30g de tofu
  • 1 cucharadita de tahini
  • 1 cucharadita de Garam Masala
  • Zumo de 1/2 limón
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 60ml de agua

Elaboración

Para la mousse sólo hay que introducir todos los ingredientes en una batidora o robot de cocina y batir! Si se quiere una textura más cremosa, añadir más tofu; si se quiere más líquido, añadir agua.

Lavar los champiñones y el calabacín. Cortarlos a láminas y saltearlos en una sartén con un chorrito de aceite y sal.

Untar las rebanadas base con la mousse.

Disponer encima de la mousse las verduritas salteadas y tapar con la otra rebanada.

Si queréis, podéis acompañar el sándwich con una ensalada. La mía era de lechuga, tomate, aguacate, remolacha y gomasio. Muuuy refrescante!

Espero que os guste. A disfrutar!

Ñammmmm!

 

Tostas de verduras con pesto de rúcula

30 Ene

Las tostas son un plato típico de Portugal que a veces se podría comparar a los sándwiches. No siempre, porque el sándwich tiene dos capas de pan que envuelven la mezcla, y la tosta no tiene necesariamente que ser así; puede ser una base de pan con diversos ingredientes encima de ella.

De momento me ha sido imposible encontrar tostas veganas cuando salgo a tomar algo por ahí. Hace unas semanas cené en un barecito vegan-friendly y la mejor opción que me dieron fue hacerme la tosta de tomate y queso sólo de tomate. Estaba buena, sí, aunque habría agradecido un poco más de elaboración. Al menos el pan de la tosta, que suele tostarse con mantequilla, allí siempre lo tuestan con aceite de oliva. Y la sopa de lentejas que pedí de primero estaba muy buena :p

Bueno, pues el otro día compré unos panes riquísimos en una panadería de Cascais, un pueblo cercano a Lisboa al que fuimos a dar una vuelta en bicicleta. Esa noche teníamos cena en casa y se me ocurrió hacer mis primeras tostas, utilizando la receta de verduras con almendras al vino con alguna modificación. Aquí la receta:

 

Ingredientes para la mezcla de verduras

  • 1/2 calabacín
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1/4 de berenjena
  • 1 zanahoria
  • 6 champiñones
  • 1 tomate crudo
  • Sal y aceite
  • Tomillo
  • Romero
  • Pimienta

Elaboración de las verduras

Freír el diente de ajo a trocitos en una olla pequeña. Ir cortando en juliana la cebolla y añadir a los ajos dorados.

Trocear todas las verduras menos el tomate e ir echándolas a la olla. Salpimentar y añadir más aceite si es necesario. Cocinar a fuego lento-medio durante unos 5-6 minutos.

Añadir el tomate, remover y dejar que se deshaga (2-3 minutos).

Añadir el tomillo y el romero y cocinar un par de minutos más.

Ingredientes para el pesto de rúcula

  • 100g de rúcula
  • 50g de nueces
  • 1 diente de ajo
  • 1/4 de vaso de agua
  • Aceite y sal

Elaboración del pesto

Trocear el diente de ajo y picar en un robot o en la batidora junto con la rúcula y las nueces. Echar el agua si se quiere más líquido. Al final, ir añadiendo aceite hasta que nos guste la consistencia que toma la salsa. Salar.

Elaboración de las tostas

Tostar 3 rebanadas largas de pan de 1 dedo y medio de grosor. Se puede hacer al horno o en una sartén a fuego lento.

Para esta receta yo dividí cada rebanada en 2 trozos, porque éramos 6 personas. Queda más “típico”, sin embargo, que cada persona tenga su tosta; las cantidades aquí presentadas corresponderían a 3 tostas grandes, una por persona.

Disponer la mezcla de verduras sobre el pan tostado. Bañar con el pesto de rúcula y servir.

Yo las hice como entrante, pero normalmente las tostas sirven como un plato único. Se pueden acompañar con un poco de ensalada verde o de legumbres.

Las fotos no son muy buenas, pero algo se aprecia :p

Que lo disfrutéis!!