Tag Archives: pimiento

Berenjenas rellenas de trigo sarraceno

17 May

Hola a todos! Qué tal? Yo muy bien, contenta porque hace muuuuuy buen tiempo… incluso demasiado calor! El otro día me fui a estudiar a uno de los numerosos miradores de Lisboa, y casi me aso! Pero me encanta la sensación de que el verano ya está al llegar… la gente está más contenta, dan más ganas de salir a la calle, la playa me llama aunque de momento no pueda pisarla… La verdad es que cuando estoy en casa me siento muy inquieta, porque me gustaría estar por la calle dando vueltas, o por el campo, tomando el sol! Mirad que me gusta el invierno, pero siempre que llega este tiempo me alegro tanto… que no sé qué prefiero, honestamente!

Mi sugerencia de hoy es un plato buenísimo y muy completo, que pega tanto para el calor como para el frío. Son unas berenjenas rellenas de trigo sarraceno que seguro que os encantan. El trigo sarraceno es un cereal con muchísimo sabor y muy versátil, aunque no es muy conocido. Lo podéis encontrar en tiendas vegetarianas y/o ecológicas y en herboristerías.

Ingredientes para 2 personas

  • 1 berenjena grande
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 taza de anacardos
  • 1/3 taza de trigo sarraceno
  • Tomate frito
  • Orégano
  • Pimienta
  • Aceite y sal

Elaboración

Picar los anacardos hasta hacerlos polvo, literalmente ;)

 

Lavar bien la berenjena y quitarle la cabeza. Cortarla por la mitad a lo largo e introducirla en una fuente para horno, con la piel hacia abajo. Asarla al máximo de temperatura durante media hora, controlando que no se queme.

Mientras, ir picando la cebolla finamente y cortando el pimiento a trocitos pequeños. En una sartén grande, echar aceite y sofreír el pimiento y la cebolla a fuego lento durante unos 15 minutos. Echarles sal al gusto.

Tostar, en una sartén, el trigo sarraceno durante un par de minutos y luego cocerlo con el triple de agua de su volumen y un poco de sal.

Trigo sarraceno… ¿a que es bonito?

Cuando las berenjenas estén hechas, vaciarlas con la ayuda de un tenedor y de un cuchillo teniendo cuidado de no romperles la piel. Cortar con unas tijeras los trozos de su carne para que no sean demasiado largos e incorporarlos a la sartén de las verduras. Esparcirlas bien por toda la superficie de la sartén y subir un poco el fuego. Cocinar durante unos 5 minutos.

Añadir el trigo sarraceno a la sartén y los anacardos picados. Remover bien y mantener un par de minutos para que todo se amalgame. Echar el suficiente tomate frito como para que toda la mezcla se quede bien jugosa, y añadir orégano al gusto. Corregir de sal y retirar del fuego.

Echar un poco de tomate frito en la base de la fuente de horno. Poner las berenjenas encima y rellenarlas con la mezcla de verduras y trigo. Introducir en el horno durante 10 minutos más… y listoooooo!!!

¿Tienen buena cara o no? ;) Que aproveche!!!

Ensalada de mayo

14 May

Hola a todos!! Me alegra decir que el calor ha llegado definitivamente!! Ya he sacado mis pantalones cortos y mis camisetas de tirantes… y al igual que la ropa, la comida también cambia en esta época del año. Empiezan a apetecer las ensaladas y las sopas frías… y preparaos, porque tenéis que saber que las ensaladas me apasionan! Tanto pensarlas como hacerlas y comerlas… Hoy os traigo la primera de la temporada, a la que he bautizado ensalada de mayo. Vamos allá!

Ingredientes para 3/4 personas

  • 200g de espaguetti integrales (o de otro tipo de pasta)
  • 200g de garbanzos cocidos
  • 1/2 pimiento verde
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/3 de coliflor mediana
  • 1 tomate
  • 3 cucharadas de maíz dulce
  • 1/2 limón
  • 1 diente de ajo
  • Albahaca
  • Sal y aceite

Elaboración

Lavar bien todas las verduras. En una batidora / robot de cocina, echar la coliflor. Yo partí cada ramillete en 2 ó 3 trozos. Picarla hasta que quede finita, tipo cuscús. Si no tienes ningún utensilio que pique, ármate de paciencia y ponte a ello cuchillo en mano :p

Poner a cocer la pasta con un poco de sal y aceite. Si los garbanzos no están cocidos, los habremos dejado toda la noche a remojo y los coceremos durante unos 40 minutos.

Picar a cuadritos pequeños los pimientos y el tomate. Picar finamente el diente de ajo. En una fuente, juntar todas las verduras ya troceadas junto con el ajo. Regar la mezcla con el zumo de medio limón. Añadir albahaca (un puñadito), sal y aceite al gusto. Agregar los garbanzos y remover.

Cuando la pasta esté, agregarla a la ensalada. Como yo hice espaguetti, los corté con unas tijeras en trozos pequeños para que fueran más fáciles de comer.

Añadir un poquito más de sal y aceite si queréis ;)

 

Fácil y sencillo! Y fresco, fresco… para ir dándole la bienvenida al verano :D Hasta la próxima!

Pastel de sémola con cobertura de crema de verduras

9 May

Hola gente!! El verano ha llegado a Lisboa, y una gran subida en los grados nos ha sorprendido hoy! Qué bien se estaría en la playita o dando vueltas por la ciudad… pero la obligación es la obligación, y de momento toca estudiar y hacer trabajos! Y en casa tampoco se está tan mal! ;D

La receta de hoy es un pastel de sémola con cobertura de crema de verduras que me saqué de la manga el otro día… Ya que mis días en Lisboa están llegando a su fin (me queda mes y medio, snif snif) tengo que ir gastando ingredientes que tengo por los armarios, y de esos intentos desesperados por que nada sobre o caduque me salen cosillas como ésta, que no están nada mal (os advierto que éste es uno de esos platos que saben más ricos recalentados dos días después de haberlo cocinado… jeje).

Ingredientes para 3/4 personas

  • 100g de calabaza
  • 1/3 calabacín
  • 1/2 pimiento rojo
  • 150g de seitán
  • 1 taza de sémola fina
  • 1/2 cucharadita de tahini
  • 1 cucharada de margarina vegana no hidrogenada
  • Nuez moscada
  • Pimienta
  • Sal y aceite
  • Semillas de sésamo para decorar

Elaboración

Primero haremos la crema de verduras. Para ello es necesario lavar bien la calabaza, el calabacín y el pimiento (estos dos con la piel). Cortar la calabaza y el calabacín a cubos medianos. En un bol hondo y ancho introducir las verduras de modo que queden lo más esparcidas posible. Cubrir el bol con papel film e introducir en el microondas durante 12-15 minutos, vigilando que no se quemen.

Cuando estén blanditas, sacarlas y esperar a que se enfríen un poco. Seguidamente meterlas en una batidora de vaso / robot de cocina junto con un poco de nuez moscada, sal y la cucharadita de tahini, y batir hasta que la mezcla quede homogénea y cremosa. El agua que han despedido las verduras en el microondas será suficiente para que se bata bien, no hace falta añadir más. Reservar la crema.

Picar el seitán en la batidora hasta que quede a trozos muy pequeñitos. Añadirle pimienta y sal. Rehogarlo la sartén con un poco de aceite durante unos 5 minutos a fuego medio y reservar.

Precalentar el horno (yo lo mantuve al máximo durante todo el rato, pero como siempre digo depende del tipo de horno… hay que pillarles el tranquillo). En un cazo poner a calentar 2 tazas de agua con un poco de aceite y sal. Cuando hierva, apagar el fuego y echar la sémola. Al ser tan finita se hará en seguida, sin necesidad de mantenerla al fuego. Veréis que se queda como pastosa, tipo puré de patata. Añadir la cucharada de margarina vegana y remover hasta que se mezcle bien con la sémola.

En un cacharro de pyrex para horno, extender la sémola formando la capa base.

Primera capa de pastel (sémola)

Seguidamente, esparciremos el seitán por encima de la sémola, tal que así:

La última capa es la crema de verduras, que deberá cubrir bien el seitán.

Lo introducimos al horno durante unos 20 minutos (vigilad de vez en cuando para aseguraros de que la temperatura es la correcta)… y a disfrutar! :)

Podéis poner algunas semillitas de sésamo por encima para decorar.

Si la capa de sémola os parece demasiado grande, podéis hacer la mitad de la pasta. A mí me gustó así, pero quizá con un poco menos habría sido mejor ;)

Hasta pronto!

Verduras al vino asadas con tofu

7 May

Hoy he comido esta delicia facilísima de hacer: unas verduras al vino asadas con tofu. Os sorprenderá lo sencillo que es de preparar y lo versátil que es, pues se puede utilizar como guarnición, como entrante, como mezcla para bocadillos o tostas, como plato principal, como acompañamiento de pastas o arroces… Y encima está buenísimo, de verdad! :D

Ingredientes para dos personas

  • 1/2 pimiento
  • 1/3 calabacín
  • 1 patata
  • 120g de setas
  • 1/2 cebolla
  • 100g de tofu
  • 2 tomates
  • 1/3 vaso de vino blanco
  • 1/2 limón
  • Tomillo
  • Romero
  • Aceite y sal

Elaboración

Precalentar el horno. Yo el mío lo precalenté al máximo y así lo mantuve durante toda la cocción, pero no sé deciros cuántos grados eran porque no está indicado (es lo que tiene vivir en una casa antigua y de alquiler…).

Cortar la cebolla en tiras largas. Pelas la patata y cortarla a taquitos. Lavar bien el resto de verduras (menos el tomateeeee!) y cortarlas en trozos pequeños (excepto las setas, que irán a tiras), más o menos como 1/3 de dedo (de la mano, claro!). Hacer lo mismo con el tofu. Esparcir todos estos ingredientes en una fuente apta para horno. Echar tomillo y romero al gusto por encima, y buena cosa de sal. A continuación exprimir el medio limón y regar las verduras con su zumo. Ir echando aceite a lo largo y ancho de toda la bandeja haciendo un zig-zag e introducir en el horno. Mantener durante 20 minutos. Si la bandeja es pequeña como la mía y has tenido que amontonar las verduras, remueve de vez en cuando para asegurarte de que se hacen todas.

Pasados los 20 minutos, sacar la bandeja y añadir el vino. Introducir 25 minutos más. Luego sacar de nuevo el recipiente y añadir los tomates pelados y partidos por la mitad. Remover bien e introducir de nuevo en el horno. Al cabo de 15 minutos estará listo para servir.

Et voilà!! Riquísimo!! Espero que os guste! :D

Pasta con azukis y ensalada templada bicolor

25 Abr

Buenos días!! Espero que mejores que el mío, porque hoy hace un viento de miedo que no invita nada a salir de casa. Por si fuera poco, llueve… jo, qué poco me gustan estos días en los que quiero hacer mil cosas (en Portugal es festivo) y no puedo porque el tiempo no acompaña! :(

Pero no todo es gris en este día… y es que hoy La Cocina Verde ha alcanzado las 10.000 visitas!! Gracias a todos los que habéis visitado el blog en algún momento! Vuestras visitas y comentarios son los que lo mantienen vivo, y los que me motivan a escribir en él periódicamente y a crear nuevas recetas :) Muito obrigada!

La receta de hoy es pasta con azukis y ensalada templada bicolor. Muy refrescante, sabrosa y con una gran variedad de matices. ¿Sabéis cuál es una de las cosas que he descubierto en esta toma de conciencia a la hora de comer? ¡Que las azuki tienen un sabor dulzón! Aunque parezca increíble, nunca lo había notado hasta hoy. Ésta es sólo una de las pequeñas cosas que estoy descubriendo sólo con prestar más atención a lo que como.

Ingredientes para 2 personas

  • 120g de pasta (yo utilicé una pasta de quinoa y tomate ecológica)
  • 100g de judías azuki
  • 1 pimiento rojo
  • 1 berenjena mediana
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite y sal

Elaboración

La noche de antes, dejar las judías en remojo. Después, cocerlas durante unos 35 minutos.

Lavar bien la berenjena y quitarle la cabeza; hacer lo mismo con el pimiento. Pueden asarse en el horno, pero lo más fácil es hacerlos al microondas. Para esto, meterlos enteros en un bol grande o en una fuente de pyrex. Tapar el recipiente e introducirlos en el microondas a potencia máxima durante 15 minutos. Cuidado cuando lo saquéis, porque podéis quemaros!! Una vez pierdan un poco de calor, quitarles la piel a las verduras y cortarlas a tiras. Trocear finamente los dientes de ajo y mezclarlos bien con las verduras en un cuenco, para que se impregnen de su sabor.

Cocer la pasta normalmente con un poco de sal. Para servir, juntar la pasta con las judías y ponerlas en un plato. Disponer por encima la ensalada templada de berenjena y pimiento. Echar un chorrito de aceite por encima, y un poquito de sal si queréis.

¡Que aproveche! :D

 

Pitas veganas con guacamole y veganesa

2 Abr

Holaaa!!! Después de algunos días vuelvo a la carga. Estoy en España de vacaciones, pero eso no quita que siga en la cocina apañándomelas para comer cosas buenas! El otro día hice estas pitas veganas con guacamole y veganesa. Hacía años que no comía pitas, y cuando vi los panes en el supermercado no pude resistirme a comprarlos. Tenía planeado, en realidad, hacer burritos mexicanos veganos, pero cuál fue mi decepción al comprobar que en Carrefour no hay mozzarella vegana… En el Carrefour de Portugal (allí se llama Continente) sí la hay!!

Pero bueno, esa falta de queso vegano provocó que cenáramos estas deliciosas pitas… ahí va la receta!

Ingredientes para 4 personas

  • 4 panes de pita
  • 100g de setas
  • 50g de rabanitos
  • 100g de pimientos de Padrón
  • 100g de tofu
  • 100g de brotes de soja
  • Guacamole
  • Veganesa*
  • Aceite y sal
Elaboración
Lavar y cortar las setas (en tiras) y los rabanitos (en láminas). Cortar el tofu en cubos. Lavar los pimientos. En un wok o sartén, echar un chorro de aceite y un poco de sal y saltear las setas, los rabanitos y los pimientos a fuego medio durante unos minutos. A final del proceso, añadir el tofu y mantener un par de minutos más. Los brotes de soja es mejor que estén casi crudos, así que añadirlos a la sartén solamente cuando estemos a punto de retirar el wok del fuego (así los brotes se impregnarán del sabor de los demás ingredientes, pero no se cocinarán).
Los panes de pita se calientan siguiendo las instrucciones del paquete. Nosotros los metimos al horno durante unos 10 minutos para que estuvieran crujientes.
*Para la veganesa necesitamos:
  • 1/2 vaso de leche de soja NO ENDULZADA
  • 1 vaso de aceite (de oliva o de girasol)
  • Un poco de sal
  • Una cucharada de albahaca

Echamos todos los ingredientes en un vaso de batidora y lo batimos. No se corta ;) La albahaca es opcional, y puede sustituirse por cualquier hierba. Así podemos crear distintas modalidades de veganesa!

Veganesa

Veganesa

Para servir las pitas, hacerles un corte por uno de sus extremos anchos y rellenarlas con la mezcla de verduras y tofu. Después añadir guacamole y veganesa al gusto (pueden servirse en cuencos en la mesa, para que los comensales decidan qué cantidad añaden a su pita).

Y ya está! Así de fácil! :D

Antes de irme os presento a mi gato Humo, a quien mi familia adoptó después de navidades. Yo, como ya me había vuelto a Portugal, no le conocí hasta hace 3 días. Aunque es un poco antipático (sólo le hace caso a mi hermano!!), mirad qué bonico es:

Hasta pronto!

Hojaldre de lentejas “Garam Masala”

12 Mar

Boa tarde!! Ayer estuve pensando cómo cocinar lentejas de otra forma que no fueran cocidas (las típicas de abuela de toda la vida). Pensé en hacerlas melosas con arroz, o en ensalada… y de repente me acordé de que nunca cocino hojaldre, con lo que me encanta. El año pasado, en Valencia, era una de las cenas estrella cuando quedaba con mis amigas de la universidad! Así que ayer compré la masa y algunos de los ingredientes del relleno, y hoy de camino a la uni he empezado a darle vueltas a la forma de cocinar algo buenérrimo… y mi comida de hoy ha sido este hojaldre de lentejas “garam masala”.

Ingredientes

  • 1 masa de hojaldre sin ingredientes de origen animal
  • 50g de lentejas
  • 1 puerro
  • 9-10 tomates secos
  • 1/2 pimiento rojo pequeño
  • 3 cucharadas de cacahuete picado
  • 1 cucharada de Garam Masala
  • Sal y aceite

Elaboración

Lavar las lentejas y cocerlas en un cazo siguiendo las instrucciones del paquete. Tardarán unos 20-30 minutos, así que mientras preparar lo demás.

Por una parte, picar cacahuetes hasta que se hagan polvillo en la picadora o con una batidora. Si sobra no importa, se puede guardar para otra ocasión.

Lavar el puerro y cortarlo en rodajas finitas. En una sartén grande, echar un chorro de aceite y un poco de sal y sofreír el puerro a fuego medio-bajo. Mientras, cortar los tomates secos en trozos pequeños. Añadirlos al puerro, remover y echar más aceite si es necesario.

Cortar el pimiento rojo en trozos muy pequeñitos y añadir a la sartén junto con dos cucharadas de cacahuete en polvo. Remover bien y mantener a fuego lento.

En este punto ya podemos precalentar el horno a 180º.

Las lentejas ya deberían estar cocidas, así que quitarles el agua sobrante y añadirlas a la mezcla de verduras. Subir el fuego a media potencia y remover.

Ahora, condimentar con la cucharada de Garam Masala y remover bien a fuego máximo durante dos minutos. A continuación, retirar la sartén del fuego.

Extender la masa de hojaldre sobre papel para horno. La mía era redonda, así que puse la mezcla de lentejas y verduras en una de sus mitades y luego la cubrí con la otra, formando una empanadilla grande.

Los bordes tienen que quedar bien cerrados. Espolvorear una cucharada de cacahuete sobre el hojaldre e introducir en el horno, donde tardará 15 minutos en estar lista (depende del horno, claro; el mío sólo calienta por abajo. Yo coloqué la bandeja en la rejilla de más arriba).

Se puede comer recién hecho o más tarde, recalentado o sin recalentar. Está rico de todas formas :) Yo lo acompañé con una ensalada sencilla de lechuga, tomate, zanahoria, pasas y gomasio.

El Garam Masala es una mezcla de especias que se utiliza mucho en la cocina india. Suele incluir canela, clavo, pimienta y cardamomo. Se puede hacer en casa; yo, sin embargo, la compré en una tienda india que hay en Martim Moniz, la zona de Lisboa donde se concentra la inmigración. Allí se pueden encontrar cantidad de tiendas indias, chinas, turcas, etc.

Desde luego, el Garam Masala ha sido lo que ha dado el toque a este hojaldre tan rico :) Realmente parecía hecho en un restaurante indio! :D

Espero que os guste. Hasta mañana!!

Recordad que marzo es el mes sin carne!