Tag Archives: tahini

Pastel de sémola con cobertura de crema de verduras

9 May

Hola gente!! El verano ha llegado a Lisboa, y una gran subida en los grados nos ha sorprendido hoy! Qué bien se estaría en la playita o dando vueltas por la ciudad… pero la obligación es la obligación, y de momento toca estudiar y hacer trabajos! Y en casa tampoco se está tan mal! ;D

La receta de hoy es un pastel de sémola con cobertura de crema de verduras que me saqué de la manga el otro día… Ya que mis días en Lisboa están llegando a su fin (me queda mes y medio, snif snif) tengo que ir gastando ingredientes que tengo por los armarios, y de esos intentos desesperados por que nada sobre o caduque me salen cosillas como ésta, que no están nada mal (os advierto que éste es uno de esos platos que saben más ricos recalentados dos días después de haberlo cocinado… jeje).

Ingredientes para 3/4 personas

  • 100g de calabaza
  • 1/3 calabacín
  • 1/2 pimiento rojo
  • 150g de seitán
  • 1 taza de sémola fina
  • 1/2 cucharadita de tahini
  • 1 cucharada de margarina vegana no hidrogenada
  • Nuez moscada
  • Pimienta
  • Sal y aceite
  • Semillas de sésamo para decorar

Elaboración

Primero haremos la crema de verduras. Para ello es necesario lavar bien la calabaza, el calabacín y el pimiento (estos dos con la piel). Cortar la calabaza y el calabacín a cubos medianos. En un bol hondo y ancho introducir las verduras de modo que queden lo más esparcidas posible. Cubrir el bol con papel film e introducir en el microondas durante 12-15 minutos, vigilando que no se quemen.

Cuando estén blanditas, sacarlas y esperar a que se enfríen un poco. Seguidamente meterlas en una batidora de vaso / robot de cocina junto con un poco de nuez moscada, sal y la cucharadita de tahini, y batir hasta que la mezcla quede homogénea y cremosa. El agua que han despedido las verduras en el microondas será suficiente para que se bata bien, no hace falta añadir más. Reservar la crema.

Picar el seitán en la batidora hasta que quede a trozos muy pequeñitos. Añadirle pimienta y sal. Rehogarlo la sartén con un poco de aceite durante unos 5 minutos a fuego medio y reservar.

Precalentar el horno (yo lo mantuve al máximo durante todo el rato, pero como siempre digo depende del tipo de horno… hay que pillarles el tranquillo). En un cazo poner a calentar 2 tazas de agua con un poco de aceite y sal. Cuando hierva, apagar el fuego y echar la sémola. Al ser tan finita se hará en seguida, sin necesidad de mantenerla al fuego. Veréis que se queda como pastosa, tipo puré de patata. Añadir la cucharada de margarina vegana y remover hasta que se mezcle bien con la sémola.

En un cacharro de pyrex para horno, extender la sémola formando la capa base.

Primera capa de pastel (sémola)

Seguidamente, esparciremos el seitán por encima de la sémola, tal que así:

La última capa es la crema de verduras, que deberá cubrir bien el seitán.

Lo introducimos al horno durante unos 20 minutos (vigilad de vez en cuando para aseguraros de que la temperatura es la correcta)… y a disfrutar! :)

Podéis poner algunas semillitas de sésamo por encima para decorar.

Si la capa de sémola os parece demasiado grande, podéis hacer la mitad de la pasta. A mí me gustó así, pero quizá con un poco menos habría sido mejor ;)

Hasta pronto!

Sándwich de mousse de alubias blancas con verduritas salteadas… (y reflexiones)

30 Abr

Hola a todos! Empieza una nueva semana en Lisboa, y también en este blog que está a puntito de cumplir 4 meses :)

Justo hoy hace una semana que empecé a comer con más atención. Os traigo las primeras conclusiones de este plan que, poco a poco, va trayéndome mayor conciencia a la hora de comer:

  1. Me he dado cuenta de que la mayoría de veces como en una postura inadecuada: estoy demasiado inclinada sobre el plato y con las piernas cruzadas. Además, como con la tripa en tensión. Poco a poco voy cambiando esto.
  2. Antes siempre comía fruta después de comer y de cenar, además de en el desayuno y a veces para merendar. Ahora la he eliminado de la comida y de la cena, porque leí en diversas fuentes que el proceso de digestión de la fruta es diferente al del resto de alimentos y puede causar molestias. Efectivamente, desde que no tomo fruta junto con otros alimentos noto las digestiones más ligeras y rápidas. De hecho, ayer después de comer me apeteció una naranja y me estuvo dando la vara en el estómago durante toda la tarde.
  3. Estoy prestando más atención a lo que me apetece, escuchando a mi cuerpo. A veces me he despertado con la idea de desayunar una cosa y cuando lo iba a preparar me daba cuenta de que realmente eso no era lo que me apetecía, y lo he cambiado. Cada vez distingo mejor lo que me apetece físicamente de lo que me apetece psicológicamente.
  4. Estoy notando texturas y sabores que antes no percibía tan bien. Entre los alimentos que he “redescubierto” están el brócoli, las judías azuki, la avena, el mango, el pepino…
  5. Al final de las comida suelo aumentar la velocidad, porque veo que se acaba y empiezo a pensar en lo que tengo que hacer a continuación, y me acelero. Otra cosa de la que intento ser consciente y cambiarla.
  6. A pesar de que a veces es difícil comer sola, aun cuando he estado con más gente me ha sido más fácil y placentero poner más atención en lo que estaba comiendo. Aunque interactuar con otros ha restado concentración al hecho de comer, la diferencia no ha sido tan grande como había esperado.
  7. Como he dicho antes, mis digestiones son más ligeras y si alguna vez tengo la sensación de estar llena, ésta no suele durar. Puedo acabar de comer y sentir que estoy algo llena, pero a los diez minutos la sensación desaparece. Antes esa sensación podía durar horas.
  8. Algunas veces he tenido la impresión de que, a parte de comiendo, estaba alimentando y nutriendo a mi cuerpo. No sólo masticaba y tragaba, sino que podía notar la energía de los alimentos entrando a mi cuerpo.
  9. He descubierto el placer de dejar un pequeño hueco en el estómago en vez de llenarse totalmente hasta no poder comer más.
  10. Algo que me he preguntado varias veces durante estos días: ¿por qué renunciamos al placer de, simplemente, comer? ¿Por qué tenemos que comer encarados a una pantalla de televisión o a un ordenador? Si ponemos los 5 sentidos en la comida, ésta nos sabe mejor y somos más conscientes del proceso de comer. Hay todo un universo de sensaciones dentro de los alimentos que nos estamos perdiendo por mantenernos “multiocupados” mientras comemos. ¿No nos gusta tanto comer? ¡A ver si es verdad y lo hacemos sin más distracciones!

Y éstos son los primeros 10 puntos clave de este proceso de comer con atención. Como veis me está yendo muy bien, y estoy descubriendo muchas cosas de mí misma y de mi relación con la comida. Todo acompañado de un poquito de meditación diaria y de ejercicio físico… ¡y vamos avanzando! :)

Ahora pasemos a la receta!! La foto que habéis visto al principio de la entrada corresponde al sándwich de mousse de alubias blancas con verduritas salteadas que me he comido hoy. Seguid leyendo si queréis saber cómo se hace…

Ingredientes para dos personas

  • 4 rebanadas de pan de molde integral con semillas
  • Mousse de alubias blancas*
  • 1/2 calabacín
  • 6 champiñones
  • Un poco de sal y aceite

*Ingredientes para la mousse de alubias blancas

  • 1/2 taza de alubias blancas cocidas
  • 30g de tofu
  • 1 cucharadita de tahini
  • 1 cucharadita de Garam Masala
  • Zumo de 1/2 limón
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 60ml de agua

Elaboración

Para la mousse sólo hay que introducir todos los ingredientes en una batidora o robot de cocina y batir! Si se quiere una textura más cremosa, añadir más tofu; si se quiere más líquido, añadir agua.

Lavar los champiñones y el calabacín. Cortarlos a láminas y saltearlos en una sartén con un chorrito de aceite y sal.

Untar las rebanadas base con la mousse.

Disponer encima de la mousse las verduritas salteadas y tapar con la otra rebanada.

Si queréis, podéis acompañar el sándwich con una ensalada. La mía era de lechuga, tomate, aguacate, remolacha y gomasio. Muuuy refrescante!

Espero que os guste. A disfrutar!

Ñammmmm!

 

II Festival “Rua das Canastras”: esta vez, ensaladas :)

25 Feb

Holaaaa!!! Aquí estamos otra vez los cocinitas, esta vez con nuestro II Festival “Rua das Canastras”, dedicado a las ensaladas. Esto parece que se convierte en una tradición (ya planeamos que el siguiente sea de brunches, o sea, de esta comida que hacen los ingleses que no es ni desayuno ni almuerzo… No dudéis que si lo hacemos lo publicaré!

Esta vez ya no votamos, para no picarnos demasiado… a ver si vamos a salir enemistados con tanto concurso! Jaja.

Empezamos con los platos! De nuevo todos veganos… si es que se van a pasar al veganismo, ya lo veo yo! ;)

En primer lugar, la ensalada inglesa de Carmela. Patatas, deliciosos tomates secos (cada vez nos gusta más este ingredienteee!) y judías verdes. Buenísima con un toque se mostaza Dijon :D

Carmela: ensalada inglesa

Mi ensalada de pasta con salsa de manzana y tahini, cuya receta encontraréis justo debajo de la foto:

Irene: ensalada de pasta con salsa de manzana y tahini

Ingredientes

  • 150g de pasta
  • 1/2 pimiento verde cortado en juliana
  • 50g de pasas
  • 50g de maíz dulce
  • Queso de soja para untar
  • Semillas de amapola
  • Salsa de manzana y tahini (explicada abajo)

Elaboración

Cocer la pasta normalmente. Picar el pimiento.

Hacer bolitas con el queso de soja (el mío era de la marca Tofutti). Para ello, coger un poquito de queso con una cucharita y, con ayuda de otra, ir moldeando un bolitas (pasando el queso de una cuchara a otra hasta que adquiera forma de bola). Luego espolvorear por encima semillas de amapola hasta que cubran todo el queso, y listo :)

Disponer la pasta en un bol. Añadir el maíz, el pimiento y las pasas. Decorar con las bolitas de queso y regar con la salsa.

Ingredientes de la salsa de manzana y tahini

  • 2 cucharaditas de tahini (pasta de sésamo)
  • 2 cucharadas de almendra molida
  • 1/2 vaso de zumo de manzana
  • 3 cucharadas de aceite

Elaboración de la salsa de manzana y tahini

Mezclar todos los ingredientes hasta conseguir una mezcla uniforme. Yo lo pasé un poco por la batidora también.

Y seguimos! Aquí el cuscús de Susana, muy rico con limón, zanahoria y pimientos de… Villamalea!! No podía ser de otra forma… ;)

Susana: cuscús

Y finalmente la ensalda de manzana y seitán de Xavi, una mezcla de sabores sorprendente:

Xavi: ensalada de manzana y seitán

Que no se me olviden las bravas de Maite! Buenísimas y tradicionales con un poquito de pimentón por encima…

Maite: patatas bravas

Una foto (borrosa) de la mesa, toda bonita :)

Gracias a todos por vuestros sabrosos platos!! Estoy deseando que llegue la III edición, jajaja…

Que no se diga que en Lisboa comemos mal!

Os dejo un vídeo del grupo al que fuimos a ver después de la cena, anónima nuvolari. Unos italianos afincados en Lisboa que saben animar el cotarro como nadie. Lo pasamos genial, y el resto del público también, a juzgar por como bailaban y saltaban!

http://www.youtube.com/watch?v=BAFA0GFVeAo&feature=related

Hasta la próxima!